viernes, 30 de marzo de 2018

¿QUÉ ES EL RESPETO?



Respeto: consideración de que algo es digno y debe ser tolerado.

Bella palabra. Bello significado.

Que fácil es ser bueno cuando se es feliz. Qué fácil es estar alegre cuando la vida sonríe. Que difícil es, cuando el corazón sangra, tener una sonrisa para los que te rodean.

Qué fácil es llenarse la boca con la palabra respeto; alardear de tolerancia, y enarbolar la bandera de persona equilibrada y cívica, cuando quien está delante es de tu misma ideología.

“Yo respeto a todo el mundo…siempre y cuando piense como yo, entre otras cosas, porque yo tengo la razón”

Posiblemente alguna vez yo también me hay asociado a este movimiento. Sé que me cuesta muchísimo, cuando encuentro personas que piensan diametralmente lo contrario a mí, comprender y aceptar sus ideas, pero también sé que con buenos argumentos, al menos, intento buscar otro punto de vista.

Lo que no soporto es que me obliguen a comulgar con su credo porque es el mejor, o el único.

Estamos viviendo un difícil momento (otro más), en donde parece que solo existe el blanco o el negro; el “estás conmigo o estás contra mí”; el “si no piensas como yo eres un ciudadano de segunda”. Un momento en donde, nuevamente, hay que callar para no discutir, y en donde, precisamente por ese silencio prudente, los gritos se van adueñando de las calles.

El respeto acaba en el momento de cortar la libertad al otro.

Hoy es Viernes Santo. Soy católica porque así lo eligieron mis padres, pero, a pesar de que lo desearía con todo mi corazón, no soy creyente. Muchas veces os lo he comentado desde este mismo blog: me gustaría tener fe. Esa fe que ayuda en los momentos difíciles, y que da una fuerza extraordinaria para enfrentarse a los peores retos de la vida.

No tengo fe, pero me duermo rezando el Padrenuesto; no voy a misa, porque no creo en la Iglesia, pero sin embargo no hay nada que me reconforte más que entrar en una iglesia vacía, y sentarme a escuchar el silencio, rodeada de imágenes que para mí son algo más que bellas figuras talladas en nobles maderas.

¿Qué soy una incongruente? Puede ser.

La Semana Santa, desde que nací, la he vivido más que con fervor religioso, con admiración artística. Las procesiones que llenan estos días ciudades y pueblos, son una exposición al aire libre de auténticas obras de arte, de auténticas joyas.

De norte a sur y de este a oeste; desde el bullicio andaluz hasta la sobriedad castellana; desde el ruido ensordecedor de los tambores y trompetas, hasta el silencio mas desgarrador, miles y miles de personas se emocionan al paso de sus Cristos y sus Vírgenes.

¿Por qué cada año tengo que soportar las burlas, los insultos y los menosprecios de quienes, por presumir de un radical ateísmo, se creen mejores que yo?

Esa raza de personas que tienen que destrozar todas las costumbres (menos las que acaben en borrachera); que tienen que reírse de cosas que ignoran, y que tienen que tratar de fachas o meapilas a quienes disfrutan ante el paso de una obra de arte del siglo XVI.

Esta tarde, después de muchos años, volveré a ver una procesión en Barcelona. Exactamente la que saldrá de la iglesia de Santa Anna y que procesará con tres pasos. Estoy segura que me emocionaré porque estaré rodeada de personas anónimas que respetarán mis sentimientos.

Queridos amigos, espero que estéis pasando unas maravillosas mini vacaciones. Que seáis muy felices desde la playa, desde la montaña, desde el bar, desde la discoteca, desde el teatro, desde vuestra casa, o desde la calle impregnada del olor de las velas.

En el mundo cabemos todos y si en vez de darnos codazos nos cogemos del brazo, estaremos más felices y más seguros.

La Virgen de la Soledad de Zamora
Una de las imágenes mas
impresionantes


2 comentarios:

  1. Excelente pensamiento, querida Alicia. Creo que lo más bonito de la vida es respetar las diferencias y que éstas te ayuden a ser mejor, más tolerante y más libre. Cierto que, para que esto ocurra, tiene que haber espacio para el diálogo, el silencio, escuchar y no juzgar. Al igual que tú, querida amiga, huyo del ruido y de quien tiene todas las respuestas y busco al sabio que duda, sonríe y aprende de cada momento, de cada encuentro con gente tranquila y respetuosa. ¡Viva la vida y el color del mar!. ¡Feliz Semana Santa a tod@s!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué alegría volver a leer tus comentarios! Te encuentro a faltar, querido amigo. Un beso grande y viva todo lo que vale la pena.

    ResponderEliminar