sábado, 14 de abril de 2018

¡ A POR ESOS KILOS OCUPAS !


Sí amigos, sí. Ahora sí que sí. Ahora va de veras, y he empezado mi particular cruzada contra los kilos.

Desde el jueves estoy haciendo ya un régimen (controlado por especialistas). Un régimen como los de siempre; como los de toda la vida; nada de cosas extrañas y mágicas.

Para adelgazar solo hay dos técnicas efectivas: No comer y ejercicio. Pues…¡vamos a por ello!

Y eso de no comer, no es cierto, porque yo ahora como más que antes. Pero claro, cosas que a mi paladar no le hace ninguna ilusión, aunque el resto de mi cuerpo me diga: ¡Gracias, guapa!

Todos sabemos lo que nos engorda y lo que no. Nadie mejor que nosotros mismos para conocernos. ¡Para que nos vamos a engañar!

Yo a veces, me justifico a mí misma diciendo que me gusta la verdura; que prefiero las cosas a la plancha eléctrica o a la parrilla antes que con salsas; que no tomo alcohol; que no me gustan los dulces; y que paso de coca-colas y cosas por el estilo. Todo cierto.

Entonces una parte de mí es cuando me pregunta  cabreada, a la vez que asombrada: Y ¿cómo es posible que la báscula marque lo que marca? No lo entiendo; si comes de régimen.

Y ahí es donde la otra parte, la del sentido común, la que a veces intento taparle la boca, pero ni por esas se calla, responde con impertinencia: ¿Será porque te encanta el pan y eres capaz de comerte una barra de una sentada, aunque sea solo? ¿Será porque te vuelve loca la mayonesa, y te compras los espárragos nada más que para poder untarlos con ella?  ¿Será porque tu verdadero vicio son las patatas fritas, y te comes tu solita la bolsa entera con el pollo (eso sí a la parrilla)? 

Aquí he de aclarar en mi defensa, que solamente me gustan las patatas fritas “San Nicasio”. ¿No las habéis probado? ¡No sabéis lo que es gloria bendita! Hechas con aceite puro extra cordobés y sal del Himalaya…… ¡Dios, que buenas!

Pues eso, que de sobra sé lo que hace que la báscula cuando me subo encima de ella proteste: “Bájate ya, que me estás descuajeringando”

Pero ¿sabéis qué? Que estoy muy ilusionada, porque, aparte de perder esos kilos que me sobran, mi salud me lo agradecerá. En el fondo, eso es lo más importante.

Y a ver si por fin puedo ponerme este verano aquel pobre pantalón que ha ido entrando y saliendo durante cinco años de la maleta donde guardo la ropa de “fuera de temporada”, y que me compré en un momento de extraña euforia, porque ni dejando de respirar, la cremallera subía ni a la mitad.

Os iré contando mis avances. Yo soy una mujer que cuando me propongo algo, el tesón y la constancia, van de la mano.

Como me pasó cuando dejé de fumar. Fumaba mucho, e incluso en una estúpida época de mi juventud, hasta rubio mentolado. ¡Vaya bomba! Algún día os contaré mi experiencia con el tabaco. Un día dije: “Se acabó”, y… hasta hoy. He de reconocer que ahora me molesta hasta el olor.

Queridos y queridas, me voy a preparar mi enorme plato de acelgas (a ver si las alegro con alguna especie), y mi pechuga de pavo a la plancha.

Ni se os ocurra decirme lo que tenéis vosotros para cenar esta maravillosa noche de sábado. Ja,ja,ja.

Un beso a todos y la semana que viene os contaré la segunda parte de mi puesta a punto. El gimnasio. ¡Tela marinera!

4 comentarios:

  1. Buenos días!!! Jajaja que Graciosa eres. No me cabe la menor duda que lo conseguirás, pues si alguien tiene fuerza de volutad esa eres tu. Me parece una idea genial, como bien dices le harás un favor a tu cuerpo, físicamente, y lo que es más importante a tu salud. Creo que existen alimentos cargados de buenas intenciones y salud suficiente como para saciar apetitos algo descontrolados. Muchos ánimos seguiré atenta tus notícies. No duda que lo conseguirás. Por cierto, cuando quedemos para comer, cap problema, a mi me gusta todo y si encima hago salud..... ¿Qué más puedo pedir? 🥗🍴

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que comemos de maravilla. Aprovecho para felicitarte y enviarte un beso grandísimo.

      Eliminar
  2. Eres muy graciosa, estoy sonriendo mientras escribo y eso es importante, porque llevo una mañana..., en fin seguro que lo consigues aunque mucha falta no te hace, lo que es importante los vicios exagerados y esos seguro que los eliminas!!!

    Sé que eres constante así que no te hará falta mucho para conseguir tus metas.

    Muchas gracias Alicia ir contándonos tus historias de esta forma seguimos en contacto.

    Un beso muy grande y ya sabes, tenemos dos citas que tenemos que cumplir yaaaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que sólo espero que me digáis día y hora, ja,ja,ja. Un beso grande

      Eliminar