domingo, 13 de mayo de 2018

LOGROÑO: EL REGRESO A MIS RAICES



Si tuviera que definir esta semana con una palabra, sin duda sería: emoción. 

Después de más de dos años he regresado a mi tierra, y lo he hecho con la ilusión de presentar allí a mi nuevo “niño”

No hay ninguna justificación para haber tardado tanto tiempo en volver; simplemente el tiempo que va pasando, sin darnos cuenta, y vamos dando prioridad  a otras cosas.

Me han echado en cara, con todo cariño, que gracia a los libros, me volvían a ver, y es que mis tres últimas visitas, efectivamente, han sido para hacer allí las presentaciones de mis tres novelas.

Han sido solo dos días (día y medio dirá mi familia), pero vividos intensamente. De eso ya se ocuparon los míos que lo tenían todo calculado al segundo: Comer con unos, cenar con otros, al mediodía aquí, a la tarde allá….

Fueron unas horas que pasaron demasiado deprisa, pero que las intenté aprovechar al máximo. Unas horas en que la sonrisa se acomodó en mis labios y la perdí cuando el tren se alejaba de mi tierra.

Como no sonreír de ver lo precioso que está Logroño; esa tierra que me vio nacer y de la que me marché a los quince años. Logroño es una ciudad limpia; con una intensa gama de colores que va desde el azul maravilloso de su cielo, hasta el verde de los inmensos arboles y los innumerables jardines con los que te vas encontrando a cada paso. Muchas veces, personas que lo han visitado, me han comentado: “Es que en Logroño hay mucho dinero, por eso está tan cuidado”. No es cuestión de dinero, amigos, es cuestión de civismo y de ir todos a una. TODOS A UNA.

Cómo no sonreír cuando te reencuentras con amigos, y cómo no llenarte de emoción cuando vuelves a abrazar a  compañeras de colegio que hace más 47 años que no ves. ¿Os imagináis? Gracias María José, por venir expresamente de Zaragoza, dejando tu universidad, solamente para pasar el día conmigo.

La presentación de Bexonte, la aldea sin cobertura, en Logroño me ha dado la oportunidad de vivir la experiencia de mi primera entrevista en la televisión. Llegué directamente del tren con el tiempo más que justo. Menos mal que mi prima Cristina ya me estaba esperando en la estación, con el coche casi en marcha y llegamos a tiempo a Televisión Rioja (TVR). Un poco más y me maquillan en la puerta.

Tengo que agradecer a Ángel Andrés con su programa: “Dime con quien andas”, el ponérmelo tan fácil y el hacerme sentir como en casa. Fue una entrevista distendida, relajada y muy interesante.



La presentación en Espacios Santos Ochoa, estuvo marcada por la alegría, la complicidad, y la ilusión de ver la extraordinaria acogida de mi nuevo libro. Mi querido amigo y admirado escritor riojano Teo Basterra estuvo, como en ocasiones anteriores,  a mi lado, llenándolo todo con su clase y su cultura.

Ahora que estoy delante del ordenador escribiendo esta publicación, tengo la sensación que ha pasado mucho más tiempo. La lejanía estira el tiempo. No sé si he dicho una estupidez.

Gracias a toda mi querida familia; a todos los que me llamáis: Mª Ali, por demostrarme que hay algo, por encima del tiempo, de los kilómetros, de las diferentes formas de vivir, e incluso de pensar, que nunca muere.

Gracias a mi querido Logroño por abrazarme con tanta fuerza. Voy a darme prisa en acabar la cuarta novela. Ja,ja,ja.

Un beso a todos, pero en especial a esos riojanos que me han vuelvo a contagiar su acento. Ya se sabe, cuando estoy aquí me dicen que tengo acento de allá, y cuando estoy allá me dicen que tengo acento de aquí. ¡Eso es bueno! El acento se lleva más que en la garganta, en el corazón.

2 comentarios:

  1. Unas palabras sinceras y llenas de amor por tu tierra Riojana, así tiene que ser pues el corazón no entiende de distancias, solo de sentimientos y que duda cabe que aunque en tu tierra de acogida estás muy bien y tienes un montón de amigos la tierra que te vió nacer tira.
    Tuve el honor de verte en la TVR y constatar que realmente parecía que habías ido en más ocasiones estabas como en casa, hablando entre amigos, así que no hace falta hacer hincapié en que te sentías cómoda. Te deseo todo el éxito del mundo, te lo mereces por tu esfuerzo y dedicación y estoy segura que así será. 📚📖🖋🍀💚

    ResponderEliminar
  2. Gracias querida amiga, tener gente que me quiera aquí y allí, ¿qué mas puedo pedir? Un beso.

    ResponderEliminar