sábado, 28 de mayo de 2016

LA OPINIÓN DE MI HERMANA

   Hoy estoy de celebración: ésta es la publicación número 40, de un blog que empecé a finales del verano, simplemente como algo experimental, pensando que no lo leería casi nadie o que a nadie le importaría. 

   El que cada vez más amigos me digan que están esperando el sábado para ver qué publico, o que se intenten poner en contacto conmigo personas totalmente desconocidas, para hacerme saber que son seguidoras del blog, o la ilusión de leer vuestros comentarios, me llena de alegría y de orgullo.
   Por eso, esta publicación especial, quería dedicársela a una persona también muy especial para mí; la más especial y la más importante en mi vida: "Mi hermana" (aquí es cuando seguro que ella se cabrea, porque no le gusta nada que la saque del anonimato). Para los que todavía no lo sabéis, ella es la diseñadora de la portada de mi segundo libro El Cascabel (ahora ya me mata directamente).
   Mi hermana y yo somos totalmente diferentes: en físico, en carácter, en gustos, en la manera de vivir la vida…  Somos dos hermanas que sabemos siempre que estamos ahí, pero que nunca invadimos nuestros espacios. Mi hermana es esa persona que me sigue haciendo sentir niña. Ante ella siempre he sido, sigo siendo y seré: “la pequeña”. 

   Llevaba días diciéndole que le iba a dejar para que leyera, la primera parte de mi nueva novela. Le hablaba de los personajes y de algunas situaciones, pero nunca encontraba el momento de dársela. En el fondo había, como es lógico, el temor a encontrar una crítica adversa a lo que ya me lleva robadas muchas horas.

   El día que hice la presentación en Sant Boi me preguntó: “¿No me has traído la novela?", y yo, casi de forma apática, como aquella que no le da ninguna importancia y que ni me acordaba del tema..... le contesté: “¡Ah sí!, la llevo en la maleta con los libros” ¡Ohhhh!
   Al acabar la presentación, mientras me hacía las fotos de rigor y recibía las felicitaciones de los asistentes,  vi que se sentaba y comenzaba a leer las primeras páginas. Yo la miraba por el rabillo del ojo, esperando encontrar ya alguna reacción. Una estupidez por mi parte: primero porque no puede haber ningún tipo de gesto, ni para bien ni para mal, simplemente leyendo cuatro líneas, y segundo porque mi hermana, aunque auténtica riojana de pura cepa por nacimiento, es húngara de expresión, y difícilmente dejará traslucir sus sentimientos (no siempre, claro)
   A partir de ese día esperaba sus whatssaps deseando tener ya algún comentario. Los fui recibiendo a cuenta gotas, pero desde el primer momento supe que le estaba gustando. Mi hermana no disimula, ni se va por las ramas; mi hermana si te tiene que decir que algo es una mierda, te lo dice (con educación, naturalmente, porque para eso fuimos las dos a un buen colegio de monjas).
¡Guapos!
   Por esa sinceridad, porque sé que lo que ella me diga es única y exclusivamente por mi bien, porque es una mujer culta, y porque es mi hermana y me quiere, y con eso queda dicho todo,  cuando me confirmó que le había gustado mucho, con una sola observación, que como comprenderéis no os la voy a decir, me sentí la mujer más feliz del mundo.
   Me gusta escribir. Cada  vez me gusta más y creo que he encontrado un camino maravilloso para realizarme como persona.
   La nueva novela, de la que todavía falta mucho (tal vez para finales de año pueda estar acabada), es la historia de Paula, una joven abogada de gran ciudad. Un misterioso mensaje enviado a ella y sus hermanos por parte de su abuela (el ser que más daño le ha causado en su vida), la obligará  a reencontrarse con su pasado, volviendo a Bexonte, una aldea perdida, en la Galicia más profunda.
   Es una novela en donde se mezclan, como en vida: seres maravillosos, seres detestables; personajes blancos, personajes negros, amor, misterio, inocencia, deseo, desesperación, esperanza....
   Os adelanto el momento en que Paula, llega a esta maldita aldea de: ¡Bexonte!
Aparcó el coche delante del portón y se decidió a no salir hasta que alguien diera señales de vida.

- Solo falta que me tenga media hora delante de la puerta, diluviando como está. Si no sale ya, doy media vuelva y me largo. No cambia esa malnacida. Siempre en plan protagonista. Siempre queriendo dirigir la vida de todo el mundo.

Al cabo de unos minutos, el sonido de un cerrojo deslizándose torpemente por una barra que estaba pidiendo a gritos ser engrasada, rompió el silencio de la noche. A Paula el corazón se le disparó. Sabía que tras ese ruidoso cerrojo estaba la mano de ella. Ya había decidido que era la hora de hacer su aparición estelar. Ya la había hecho esperar bastante……

Cuando por fin se abrió la puerta, la luz que se proyectaba desde interior de la casa, creó un efecto casi fantasmagórico en la imagen de una pequeña figura, que apareció cruzándose una mañanita para protegerse del frío y la humedad. En ese momento, Paula abrió la portezuela de su coche, y finalmente, después de tantos años, volvió a pisar el suelo de Bexonte.

Un beso Nuri.

8 comentarios:

  1. Aún sin tener el placer de conocerla, por las fotos me da que os parecéis mucho en la fortaleza y en las ideas claras en la toma de decisiones, en nobleza...¿voy muy equivocado? Tienes una hermana muy linda!!!

    Tu nueva novela promete, perfecto el momento que has escogido, me has hecho entrar muuuuuchas ganas de saber cómo sigue y, sobretodo, cómo serán los malos...¿serán muuuuy malos?

    ResponderEliminar
  2. Ja,ja,ja, muy malos, asquerosamente malos. Ahora estoy en esa etapa dulce de la creación, pero tambien es una etapa de ansiedad por no poder dedicarle todo el tiempo que quisiera.
    ¿Mi hermana.....? ¡Toda una mujer!Y efectivamente, uno de los calificativos que le pondría sería el de noble. Un beso guapisimo y una vez más, gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  3. jODER!!! Y TENDREMOS QUE ESPERAR HASTA FINAL DE AÑOS como dijo Don Juan (el Tenorio) ¡¡Cuan largo me lo fiais!! pero seguro que vale la pena.

    ResponderEliminar
  4. Es lo que hay, querido amigo. No te puedes imaginar como te envidio porque se que ahora disfrutas cada momento y cada vez estas mas inspirado. Ahora eres, casi, dueño de tu vida y de tu tiempo. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  5. No te preocupes Alicia, seguro que tu hermana, te ha dado un fuerte abrazo por las palabras que le has dedicado.

    Yo ya estoy esperando el libro, son los que más me gustan, los de intriga. Voy a ver si te chantajeo un poco y te saco unas páginas para ojear.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno, tú inténtalo, ya conoces mis gustos. Mi hermana se emocionó mucho al leerlo y hoy nos vamos para celebrarlo al teatro.
    Me alegro muchísimo que no hayas cumplido con tu "amenaza" y sigas estando a mi lado de forma activa en este blog. Sabes que eres una parte imprescindible de él. Un besito y hasta mañana.

    ResponderEliminar
  7. Alicia, si soy yo, incleible!! (debes estar pensando), pero la verdad es que llevo una época un poco apretada de tiempo y no he podido leer tus escritos.
    Primero decirte que no temas, estoy segura que Nuria no va a poner mala cara, además tiene que ir acostumbrándose, con lo pedazo de escritora que es su hermana.
    Dicho esto, solo que me ha sabido a poco y estoy deseando poder tener ese libro entre mis manos y devorarlo sin apenas darme cuenta.
    Intentaré conseguir un adelanto, joooo tienes que comprender que me has dejado con la miel en los labios... Un besote y no pares de escribir. Hasta mañana.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias preciosa, y se que tu tiempo lo tienes muy dividido. Si me invitas a un pito de jamon de jabugo.... a lo mejor te dejo leer dos lineas más, ja,ja,ja. Un beso.

    ResponderEliminar