sábado, 9 de julio de 2016

Y TÚ ?DONDE VAS?


Una de mis fotos favoritas de juvetud: Comillas
Pensamos que todo el mundo en esta época tiene que estar preparando maletas y eligiendo itinerarios. Que todo el mundo va a tener una respuesta a nuestra mecánica y a veces inoportuna pregunta de:

Ø ¿Dónde os vais de vacaciones?

Sí que es cierto, que son miles las personas que podrán disfrutar de unos días descanso (o de más agotamiento, eso va a gustos) con toda una amplísima gama de ofertas vacacionales, pero seguramente,  serán millones las que no podrán hacerlo.

Para muchos seres que caminan  a diario a nuestro lado, aunque ni nos percatemos de su presencia, el verano tiene el mismo tinte amargo de las Navidades.

En las dos fechas la gente tiene que volverse loca, y estar muy felices, y gastar mucho dinero, y meterse en la vorágine de una especie  de histeria colectiva.

En Navidad hay que comprar mucho, mucho, aunque luego sobre o, por desgracia, acabe en el container, y en vacaciones hay que irse lejos, muy lejos. Volvemos a la competitividad: ¿cuántas horas de avión hiciste para ir a ….? “Once!” ¡Yo doce!

Hay que ir a sitios que ni mirándolos en el mapa los encuentras, y que posiblemente en tu puñetera vida te hayan interesado. ¡Ah! pero lo bien que queda publicar a los cuatros vientos:

“Me voy a Shostainsten, que está pasando las Galápagos a mano derecha”

Sé que soy una privilegiada por tener vacaciones, porque eso significa que estoy trabajando, o que tengo una ocupación, o que estoy estudiando (estoy en la rueda activa)

“Yo tengo vacaciones todo el año”, es una frase muy utilizada con tristeza revestida de indiferencia, por los millones de parados que se acuestan con la misma angustia que se han levantado.

¿Y las amas de casa? ¿Y las personas que mal trabajan para mal vivir? ¿Y los autónomos que un día de playa les puede salir muy, muy caro?

El otro día  me impresionó mucho una conversación que escuché en los Ferrocarriles cuando iba al trabajo por la mañana (los ferrocarriles son muchas veces mi fuente de inspiración)

Un señor de unos 45 años, y una chica que, seguramente, tendría muchos menos años de los que aparentaba. Ojeras, sin un ápice de maquillaje, coleta hecha a última hora y expresión de absoluto agotamiento.

El señor le iba contando todo el recorrido, con pelos y señales, que haría en sus próximas vacaciones:

Ø Sur de Francia….¿conoces Francia?
Ø No
Ø Muy bonito. Yo ya he estado varias veces. Pues haremos la ruta de los castillos  del sur y luego acabaremos en la  costa azul para descasar, y bla, bla, bla.  ¿Y tú? le preguntó al fin a la chica que con cara de: ¿y a mí que me importa? había aguantado estoicamente su itinerario turístico, ¿dónde vais este año? Y la chica bajando los ojos le dijo casi con voz inaudible:

Ø A ningún sitio. No está la situación para gastar dinero

Y el señor con un gesto de sorpresa (cómo es posible que haya gente que no se vaya de vacaciones…) insistió

Ø Pero ¿haréis alguna escapadita a alguna parte?

Y a la chica se le asomó en los ojos una chispa de alegría y visualizando su próximo destino, dejó escapar con una mezcla de pena y orgullo a partes iguales:

Ø Bueno, iremos unos días al pueblo de mis padres (al mismo pueblo aburrido, asfixiante y deprimente, al que juré hace años no volver nunca mas), pensó suspirando con resignación.

Un beso a los que os vais , a los que os quedáis, a los descubridores de paraísos perdidos y a los que van a descubrir que, abriendo la  ventana de la habitación, cerrando la de la cocina, y abriendo el balcón del comedor… corre un airecito que da gusto.


A los que vais a disfrutar de unas vacaciones maravillosas… ¡felicidades!,  y a los que soñáis, con todo el derecho del mundo, que vosotros también algún día las disfrutareis, mucha suerte y seguro que la vida os deja de poner trabas y al final os dedica la mejor de sus sonrisas.

9 comentarios:

  1. Una semana más...chapeau! Mi espíritu rebelde me sigue indicando que, si la sociedad/políticos/costumbres/"porque siempre se ha hecho así"/"porque hay que ir" ..., pues yo me voy para el otro lado, que hay muy pocos y, casi con toda seguridad, muy aptos para una amena y magnífica conversación. Si las vacaciones implican obligación porque "todo el mundo(?)" las hace y estas cosas pues... va a ser que no; creo que lo importante es el estado de ánimo, saber disfrutar con lo que tienes (yo cuando era pequeño, en casa de mis abuelos en Vila-rodona, cerca de Santes Creus, mis vacaciones de verano eran ir a pescar al río y, sobretodo, descubrir las fuentes que mi abuelo me indicaba porque cada tipo de agua era distinta...), no hacen faltan teléfonos de última generación, ni televisores de ultra tope-K, ni tener lo que tiene el vecino, ni vivir la vida de los demás. Pues eso, ¿que te vas a Islandia?, pues que lo disfrutes mucho...con todos los respetos prefiero Cuba. Con todo cariño, mis mejores deseos para todo el mundo (hagáis lo que hagáis y vayáis donde vayáis), que cada día seamos un poquito más nosotros mismos y que tomemos un buen cóctel de piña colada (sin alcohol) con una buena dosis de libertad y de inconformismo y ¡que no nos vendan rosas sin espinas!. Salud a todos y para tí, mi querida Ali, lo mejor de lo mejor y un graaaaan beso hermosísima (que linda esta foto de Comillas, me ha calado en lo más hondo)!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto sabes amigo... Acabaré haciendo un blog pequeño con tus comentarios. Un beso una semana más.

      Eliminar
  2. Las vacaciones puede ser cualquier momento que desconectas de la rutina diaria, la hora de
    la comida, la siesta, los fines de semana, estar con la persona que quieres, compartir una comida con amigos, cualquier instante es bueno para disfrutar.

    Sobre todo los privilegiados que trabajamos y disponemos de un mes de vacaciones y más si lo haces en la naturaleza, como yo, ES UNA MARAVILLA, solo de pensarlos se me ilumina la cara.

    Os deseo lo mejor para este verano, siempre con el Blog de Alicia a cuestas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que poquito te queda. Tu si que sabes vivir a tope los pequeños momentos de felicidad. Disfruta mucho estos días y te doy permiso para que no me leas. Que tendrás otras cosas k hacer.

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
  3. Pues si, llegó la época de vacaciones y no importa el lugar si no la compañía, poder pensar que eres dueño de tu tiempo, de todo tu tiempo......haces lo que quieres, es un romper con la rutina y tenemos que dar gracias por tener el privilegio de poder hacerlas. Bonito escrito Alicia, como es habitual, la foto tengo que decirte que me encanta. Un beso y sigue adelante. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu COMILLAS querido.... Ahí si que se desconecta y se saborea la vida. Un gran beso.

      Eliminar
  4. ¿Cuantas personas disfrutan realmente de las vacaciones?... Todos estamos deseándolas, los que las tenemos y los que no tienen esa suerte. Pero realmente
    ¿Cuántos de los que las "disfrutamos" volveríamos a repetirlas exactamente en las mismas condiciones?, eso sí, sin poder contarlas a nuestros "amigos". ¿Cuantos de los que "no" las cuentan? o ¿cuantos de los que no pueden disfrutarlas?, al día siguiente se sienten mucho mejor que los que, en teoría, si las hemos disfrutado.
    Al igual que lo que ocurre con las navidades, las cosas no siempre son lo que parecen......Disfruta de lo que tienes día a día, hora a hora, minuto a minuto...eso son LAS VERDADERAS VACACIONES. Si viajas... estupendo, si ves muchos lugares paradisiacos... estupendo, si gastas un dineral...estupendo. Pero si eres FELIZ sin hacer nada de eso. IGUALMENTE ESTUPENDO.
    Puede que no tengamos tiempo libre, pero, todos tenemos la libertad de disfrutar del tiempo.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta ese último comentario tuyo. Ojalá nos lo grabáramos a fuego. Tu tiempo es tuyo. Muchas gracias por tus fantásticas reflexiones. Un beso.

    ResponderEliminar