sábado, 18 de febrero de 2017

CUANDO LAS PREOCUPACIONES SE LLEVAN A LAS MUSAS


Esta semana no pensaba escribir nada en el blog, de hecho en este momento, sábado por la tarde no tengo ninguna publicación preparada, pero como quiero seguir manteniendo el contacto con todos vosotros y como sé que hay muchas personas que esperan pacientemente (gracias infinitas)  cada semana para leerme, me he decido a escribir estas cuatro líneas.

Para escribir hace falta estar en un estado de ánimo especial. Según cuales sean tus sentimientos y tus vibraciones, así será lo que plasmes en el papel. Cuando estás alegre o ilusionado las palabras vuelan; cuando estás triste o melancólico nacen los mejores poemas de amor; cuando estas enfadado o indignado…. te comes el mundo y las palabras se atropellan por salir.

Pero hay un estado en el que las musas te abandonan, se alejan y por más que intentes retenerlas, se te escapan entre los dedos. Cuando las preocupaciones rondan una y una vez por tu cabeza, la mente, frente al papel o al ordenador, se queda totalmente en blanco.

Llevo días preocupada por diferentes motivos personales. Una vez ya lo dije que unos de mis peores defectos, si es que se puede considerar así,  es la empatía que siento hacia los que quiero. No puedo dejar de ponerme en la piel de las personas/animales que forman parte de mi vida, y cuando ellos sufren yo sufro, y cuando ellos tienen miedo yo tiemblo. Y muchas veces mi sufrimiento puede llegar a ser mayor que el de ellos, porque su dolor yo me lo imagino, nunca puedo llegar a sentirlo igual, y posiblemente en más de una ocasión incluso lo magnifique.

Me gustaría ser de otra manera, me gustaría no preocuparme tanto, me gustaría poder tomar distancia con los problemas de los demás, pero no puedo. Cuando quiero, quiero, aunque a veces parezca que voy a mi bola y por libre….. ¡Ojalá!

Intento no ahogar nunca a los demás y al contrario, siempre darles ánimo y arrancarles una sonrisa, pero su tristeza o sus temores me los llevo para casa en mi mochila.

En fin amigos, la semana que viene prometo escribir más. Gracias porque sé que estáis ahí.



5 comentarios:

  1. Entiendo lo que te pasa. Mira a ver si esto te ayuda: https://sergiotoca.com/cuando-no-tienes-nada-decir/

    Besos, guapa, y ánimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido amigo Sergio... eres único. Muchas gracias por tus maravillosos consejos, los tendré muy en cuenta. Temas para escribir siempre hay, como tu dices basta observar a tu alrededor, pero a veces simplemente no tienes ganas. Un abrazo grandiiiiisimo y tu hija tiene mucha suerte de tener un padre como tu,

      Eliminar
  2. Mucho ánimo Alicia y ten siempre presente que puedes contar conmigo en lo que sea!!!. Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Francesc, son momentos que tienes tontos y las cosas te afectan más de lo normal. Se que tengo a una gran persona cerca. Un beso.

      Eliminar
  3. Te entiendo perfectamente Alicia y lo comparto. Eres libre para escribir cuando quieras y cuando quieras no escribir, también.

    Los sentimientos no se pueden controlar, así, que tranquila. Y me uno a ti. Con todo mi cariño para nuestras amigas. Un beso grande.

    ResponderEliminar