sábado, 29 de abril de 2017

CHARCUTERÍA “LA DEL SOTO DEL REAL”



       
   
      El problema de estar viendo/escuchando/leyendo continuamente las mismas noticias es que acabas por no darles la importancia que tienen. Cuando algo se convierte en costumbre deja de llamar la atención y la gravedad de los hechos, pierde intensidad.

        Desde hace mucho tiempo (demasiado quizás), día sí y día también los  medios de comunicación nos bombardean con algún nuevo caso de corrupción. Según como sea de famoso el nuevo chorizo, la edición del noticiario se abrirá con la cara de este sinvergüenza o se esperará un par de noticias más. Según qué cargo político tenga (él o su familia), las letras de los periódicos serán  más grandes o más pequeñas y la noticia irá en la portada o en las páginas interiores.

        Pero en el fondo, ¿qué más da el orden? el resultado es el mismo: tipejos que se creen que por conducir un coche de alta gama, comer en restaurantes de tres estrellas Michelin  y tener varias fulanas de lujo, son menos delincuentes que los que roban en los metros, o estampan la furgoneta contra una joyería, o estafan a un pobre viejo con el timo del cobrador de la luz. 

     ¿Ladrones de guante blanco?...¡Ni eso! Al menos, esos tipos de delincuentes tienen una cierta clase y saben hacer las cosas con elegancia, consiguiendo incluso la admiración de las personas que ven detrás de sus “hazañas”, un trabajo elaborado e ingenioso.

        A este nuevo enjambre de directivos, políticos, hijos de, amigos de, o familiares de, habría que aunarlos en una nueva categoría social: los... “Yo soy más listo que nadie”

        En la época en que miles y miles de familias se parten la espalda por llegar a final de mes, intentando no deber nada a nadie y en la que millones de personas no saben cómo encontrar la manera de sobrevivir, sin perder su dignidad y su decencia, hay que aguantar estoicamente (reprimiendo las ganas de mandar esa dignidad y esa decencia a tomar por el saco), mientras vemos como todo ese dinero que se está negando para necesidades básicas, porque sencillamente “no hay”, se lo llevan o se lo gastan una cuadrilla, cada vez más grande, de inmorales cegados por la avaricia y el poder.

        Inmorales estúpidos que se consideran por encima del bien y del mal y que están convecidos que a ellos nunca les pillarán en sus desfalcos, extorsiones, negocios sucios o desvíos de dinero, porque siempre hay alguien por encima de ellos al que le interesa tenerlo todo bien tapado.

       
Genial caricatura de Idígoras
        Indecentes que encima tienen la desfachatez de ir enarbolando la bandera de nacionalismos y amores patrios con una mano, mientras que con la otra juegan con los sentimientos, profundamente arraigados en los corazones de miles de personas, robándoles hasta el aliento. Oscenos personajes que piden a su "pueblo" sacrificio y austeridad con la misma vehemencia con la que  ellos se reparten, entre todos los miembros de su mafioso clan, el botín de cientos de millones conseguidos a base de delitos, abusos y sobornos. Pero eso sí (genio y figura), aun tienen la desfachatez y la prepotencia de dirigirse al mundo mascullando insultos y veladas amenazas. 

        Cada vez son más las voces que se levantan ante lo que debería ser la única condena que se les debería aplicar a toda esta gentuza: no salir ni un solo día de la cárcel mientras no hayan devuelto al Estado hasta el último céntimo  que hayan robado.

        ¿Os imagináis que se pudiera aplicar a los Bárcelas, Granados, Ratos, Blesas, Correas, Millets, Matas, Urdangarines, Pujoles, etc,etc,etc? ¿Sabéis los miles de millones que se podrían reutilizar en beneficio de los ciudadanos? ¿Demagogia? no: ¡Justicia!

        En fin queridos amigos, que a este paso la prisión de Soto del Real se va a convertir en el centro penitenciario con más chorizos con pedigree por metro cuadrados del país. Y lo que me da muchísima rabia es que estoy segura que más de uno de sus “huéspedes”, con las uñas bien arregladas de reciente manicura, mirará por encima del hombro cuando salga a pasear por el patio, a ese otro desgraciado con las uñas rotas o negras de la propia  mierda  que ha tenido que ir arañando para no morirse de hambre.

         Como escribí en aquella publicación del año pasado: ¡Qué bien se está sin ser nadie!  y….¡Qué bien se duerme con la conciencia  tranquila! 

          Un beso a todos y feliz puente.         








4 comentarios:

  1. Así me gusta!!! Muy bien dicho!!! He oído por ahí CHORIZO!!! Un puñado de egoístas que se creen que están por encima del bien y del mal y que son superhéroes de película, pero ah!! Señores la justicia siempre gana, aunque no como quisiéramos pero parece que va dando su fruto. Todos estos tipejos tienen algo de alma y al final caen, no se puede ser tan ruin. A parte de estar muy de acuerdo con tus comentarios, hay una cosa que no entiendo y siempre me lleva al mismo callejón si salida. ¿Si se sabe y se ha probado, porqué no ponen ese dinero, que es nuestro, de todos, al servicio de los que lo necesitan? ¿Porqué no se ponen en marcha los programas para investigaciones médicas? Ayudas a los más necesitados, ¿Qué hace toda esa cantidad de niñero parado? El dinero parado no sirve de nada. Pónganse a trabajar ustedes y ese maldito dinero en lo que necesita este país, de los causantes del desastre ya se encargarán, pero lo primero es lo primero.
    En estos casos de tantos millones y tanta riqueza a costa de los demás, no soy muy partidaria de la carcel, quizás porque nos cuenta dinero y no se lo merecen, en mi humilde opinión, yo les daría la paga de reinserción social, un piso de 40 ó 50 metros y fuera todo lo demás, estos tipejos en la carcel no aprenden nada, a la salida vuelven a su vida y "tal día farà un any", pero si por el contrario, viven como lo hacen miles de familias y en la realidad de este mundo, no en el que ellos se han fabricado, quizás así aprendan y practiquen con el ejemplo.
    Bueno ya he escrito el guión de mi película y aunque la realidad es y sea otra, algún día las cosas cambiarán de hecho creo que, un poquitín ya han cambiado ¿verdad?.

    Alicia, gracias por regalarnos estos momentos de opinión y desahogo, parece que el cuerpo se relaja y pese a las injusticias vivimos un poco mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué me queda por decir decir de tu magnifica reflexión! Yo tampoco soy partidaria de la cárcel, porque como tu bien dices la pagamos ente todos, pero puede que esa privación de libertad les hiciera de verdad asustarse y buscarían para devolver ese dinero que, en principio, no saben donde lo han dejado....
      Gracias por tu inestimable colaboración

      Eliminar
  2. Buen título para un mejor escrito. Ya entre tú y Marisa, lo habéis explicado de maravilla. Cada dia tenemos un caso nuevo y los que están camuflados en el día a día que no salen a la luz y mientras tanto los ciudadanos de a pie pagando nuestros impuestos para mantener a estos "señores" .

    Espeeo un mundo ideal de igualdad, sin falsedades y mirando al corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dónde está ese mundo que pido mi nacionalidad? Un beso Yoli.

      Eliminar